Diario Crónica, Agencia Telam: En la Catedral, también se reciben donaciones

INFORMACION GENERAL | Apoyo
Cientos de personas acercan hasta ese lugar ropa y alimentos para los damnificados por el devastador temporal que afectó a la Ciudad, el conurbano y La Plata. En la nota, todo lo que tenés que saber para que vos también colabores.

Cientos de personas llevaban a la Catedral metropolitana ropa y alimentos para los damnificados por el temporal que afectó la Capital, el conurbano y la ciudad de La Plata.

La Catedral se convirtió en centro de recepción de donaciones a partir de una iniciativa de la Red Solidaria, en un operativo del que participan varios grupos de Scouts y la Policía Metropolitana.

Allí reciben prendas de vestir, alimentos no perecederos, agua y artículos de higiene que serán entregados en sedes de Cáritas Argentina de las zonas afectadas y luego distribuidos a las familias que lo necesiten.

Lucía, una joven de Scouts Argentina que pertenece al grupo Madre Teresa de Calcuta, describió la acción solidaria de los scouts, que realizan guardias desde las 8 de la mañana y hasta las 8 de la noche, desde este jueves hasta el sábado.

“Una vez que llegan las donaciones las ordenamos según el rubro que sea: tocador, ropa, zapatos, limpieza y también agrupamos los alimentos”, contó Lucía.

 

Walter Bo, gerente de la empresa de transporte Puerto Nuevo que lleva materiales de perforación a los yacimientos y refinerías de YPF, organizaba esta tarde en la Catedral el envío de donaciones con los camiones que puso a disposición del operativo.

“Soy colaborador de Red Solidaria y amigo de Juan Carr -su titular- y en varias campañas hemos puesto las unidades para ayudar en momentos como éste, cuando la gente más lo necesita, tanto yo como mi hijo y los choferes, que también ayudan, y lo hacemos totalmente ad-honorem”, dijo Walter.

“Hace seis horas que comenzó el operativo y ya estamos terminando de cargar el tercer camión de donaciones. Ees impresionante cómo se vuelca la gente, ya que cada camión soporta 29 toneladas, imaginate la cantidad de cosas que hemos recibido”, dijo el hombre al destacar la solidaridad de la gente.

Las personas que se acercaron a donar para las víctimas del temporal, localizadas mayoritariamente en el norte de la Capital y buena parte de la ciudad de La Plata, se mostraron satisfechas con la solidaridad de sus conciudadanos.

“Con una vecina juntamos ayer todo lo que pudimos, apenas nos enteramos del desastre, y hoy salí del jardín y vine lo más rápido que pude”, contó con el delantal aún puesto Marina, una maestra jardinera de 28 años, luego de despachar ropa que había traído en tres bolsos llenos.

Con una sonrisa emotiva, Fabián, un hombre de 48 años, sostuvo que “tenía la obligación moral de hacer algo por la gente que lo necesita” y se alegró al ver que “la gente es solidaria cuando realmente se necesita”.

La misma sensación tenía Mercedes, una señora de 70 años que trabaja en una inmobiliaria, al mirar detenidamente cómo se llevaba adelante el operativo de selección y organización de las donaciones.

“Abrí la alacena y traje todo, latas de conserva, azúcar, yerba, todo lo que pude”, relató Mercedes y, al mirar las montañas de ropa y gente que ayudaba en la causa, afirmó: “Me doy cuenta que los argentinos somos muy unidos, porque colaboramos cuando tenemos que hacerlo. Creo que somos un pueblo de gran corazón”.

Télam

Ver nota completa: http://www.cronica.com.ar/diario/2013/04/04/44963-en-la-catedral-tambien-se-reciben-donaciones.html

volver arriba
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion

  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño