×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4543

Agencia AICA: Mons. Poli evocó los valores del fundador de los Scouts

Buenos Aires (AICA): El arzobispo de Buenos Aires y asesor de la Comisión Pastoral de Scout Católica de la Argentina (COPASCA), monseñor Mario Aurelio Poli, compartió una reflexión al conmemorarse la fiesta de Nuestra Señora de los Scouts. Resaltó el legado del fundador del movimiento escultista, sir Baden Powell, sus fuentes de inspiración y su legado. 

Al conmemorarse la fiesta de Nuestra Señora de los Scouts, el arzobispo de Buenos Aires y asesor de la Comisión Pastoral de Scout Católica de la Argentina (COPASCA), monseñor Mario Aurelio Poli, compartió una reflexión con los miembros de esta institución en el que resaltó el legado del fundador del movimiento escultista, sir Baden Powell, e hizo una referencia al inolvidable "Campamento de Brownsea", que marcó el nacimiento del escultismo. 

“Existió un hombre de pantalones cortos y de corazón siempre joven. Vivió guiado por la luz de la fe cristiana, pero a su vez creía que los hombres podían vivir bien iluminados por otras creencias, con tal que sean íntegros en sus convicciones y fieles a su confesión. Creía que la humanidad es una y que puede sortear la indiferencia, la enemistad y la violencia. Apostó por los valores del servicio al prójimo, y así, construir un mundo mejor al que heredaron”, reseñó.

Monseñor Poli recordó que sus fuentes de inspiración fueron “el Libro de la Naturaleza” y “el Llibro de la Palabra de Dios”, destacó la pedagogía del juego que caracteriza al movimiento scout, el fomento de las virtudes y la búsqueda del desarrollo integral de la persona. “Como todo fundador, plantó la semilla de sus convicciones con todas sus fuerzas, y en forma insospechable creció un movimiento que parece no tener fronteras”, evaluó. 

“Su genio creativo, sus ideales y el pensamiento lo llevó a sostener que en el corazón de cada joven se encontraban los deseos de grandes proyectos y apostó a que los pudiese desplegar si se le daba la oportunidad. Si sus días hubiesen sido contemporáneos a los nuestros, hoy lo tildarían de “garantista”, y él hubiese respondido con una sonrisa paciente”, añadió. 

“Los que hemos pasado alegremente por el Gran Juego, por él diseñado, hablamos contagiados por la alegría y el cariño a su persona. No dudamos en pensar que fue un regalo de Dios, y que todos los días nos da una sorpresa, sobre todo cuando un niño o un joven se entusiasma y entra al movimiento para convertirse en alguien que deja de pensar en él y empieza a descubrir en el otro a su hermano”, expresó. 

“Es conocido como Sir Lord Robert Stephenson Smith Baden Powell of Gilwell –agregó-. Pero a él le gusta que sus amigos, en todas partes, simplemente lo recordemos como «B.P.»”, concluyó. 

Monseñor Poli, que se inició como scout desde los 5 años, firma la reflexión: Mario Aurelio Poli M.S (maestro scout)+ 

volver arriba
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion

  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad