¡Asomate, che!

  Como no cerrar los ojos y escuchar los cantos y las historias que este pañuelo celeste podría contar. Tantas risas y anécdotas, todas tejidas entre sus costuras. Este fiel compañero abrazaba a los scouts de las dos orillas, la argentina y la uruguaya, que esperaban ansiosos el encuentro.

  Bajo el lema "El sonido de las dos orillas" se llevó a cabo el primer ¡Asomate, che!, un encuentro internacional de cinco días de duración que reunió a scouts de nuestro país y de Uruguay. Desde el martes 28 al sábado 31 de enero, los jóvenes armaron el campamento en la Escuela Agrotécnica Capitán J. J. de Urquiza, de la ciudad de Colón, Entre Ríos. Chicos de 14 a 17 años, fueron sus protagonistas, es decir, nuestros Caminantes y sus Pioneros. Se llevaron a cabo diferentes actividades que permitieron que este encuentro se viva con mucha intensidad. Cada Scouts demostró su destreza física e intelectual, a través de juegos, servicios, música, danzas y mucho más. A pesar de la lluvia, el ambiente no fue un problema para que los jóvenes pudieran intercambiar sus opiniones, y trabajar juntos en diferentes actividades. Y como todo campamento, no falto el tradicional fogón, en donde se deja volar la imaginación, y todos se contagian a su ritmo.

  Las autoridades provinciales y de ambas asociaciones organizadoras, quedaron muy satisfechas con todo el esfuerzo y el espíritu que pusieron los Caminantes y Pioneros que participaron.

  Así concluyó la primera edición del campamento ¡Asomate, che!, pero se espera con mucho entusiasmo que los pañuelos de las diferentes orillas, vuelvan a encontrarse y repetir la experiencia.

asomate, che

Más en esta categoría: Apertura del distrito 04 »
volver arriba
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion

  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad