¡Feliz tiempo de Pascuas!

Queridos Castores, Lobatos y Lobeznas, Scouts, Caminantes, Rovers y Adultos de Pastoral Scout Cristiana Evangélica. ¡Saludos de paz y reconciliación en estas Pascuas!
Es bueno recordar cómo Jesús desde niño, iba conociendo y aprendiendo todo lo que se le enseñaba en tiempo de Pascuas. ¿Pero, qué aprendía? En ésta fecha, los judíos recordaban haber sido liberados de 400 años de esclavitud en un país extranjero. Aunque a ese país ingresaron voluntariamente, no pensaron que luego de satisfechas sus necesidades, deberían pagar con sus vidas por varias generaciones trabajando sin sueldo, cociendo ladrillos en hornos, cuidando animales que no les pertenecerían, edificando palacios que no habitarían, y por supuesto, recibiendo latigazos de tanto en tanto si no lo hacían rápido o bien, etc. etc. en una vida de total sometimiento.
¿Sabes? Desde niño, Jesús participaba de esa tradición con su pueblo, con su Nación. Una tradición que consistía en compartir un cordero que era sacrificado como ofrenda, ya que su sangre representaba la vida que sustituía a la de ellos como ofrenda por sus rebeliones y malicias hacia sus semejantes que en definitiva era la desobediencia hacia lo que Dios les había enseñado con los Mandamientos. Además del cordero, entre otros ritos, comían pan sin levadura, que les recordaba el apuro con la que debieron abandonar ese país, sin tiempo para leudar la masa; hierbas amargas, que les recordaban todas las amarguras y sufrimientos que debieron soportar en la esclavitud, y varias otras tradiciones que seguramente ya has aprendido en la Escuela Bíblica de tu congregación.
Hoy en día, los cristianos recordamos y celebramos la resurrección de Jesús el Cristo, el Hijo de Dios, quien sustituye a aquel cordero que su pueblo sacrificaba en ese tiempo llamado Pascuas. Justamente recordamos que Cristo fue muerto en una cruz en el mismo día que su pueblo celebraba aquél acontecimiento que los librara de la esclavitud. Por ello, llamamos Pascuas a esta fecha, pero ya no judía, sino cristiana, porque es Cristo quien liberta de la esclavitud de las actitudes negativas y constantes rebeldías contra el Gran Jefe, aprendiendo a tener en cambio una relación de amor con Él, la humanidad y la naturaleza.
¿Entiendes el significado, verdad? Jesús, el Cristo, ofreció voluntariamente su vida, para que vos y yo podamos tener nuevamente una buena relación con Dios. Una relación de ida y vuelta. Una relación que se debilita si la descuidamos y que se deteriora cada vez que nos rebelamos contra El, haciendo lo contrario a la Ley Scout. Pero una relación que a través del Espíritu Santo que mora en quienes le han aceptado en su corazón, confesado con su boca y creído que Dios lo levantó de entre los muertos, y vive, obrará en el corazón de fe, para que cada día pueda ser una nueva oportunidad para mejorar y una nueva oportunidad de amar al prójimo en el servicio; alabando y adorando a Dios mientras esperamos el regreso en Gloria de nuestro Salvador Jesucristo.
Que en estas Pascuas puedas encontrar al que te dio la vida, una vida que no termina, y te puedas acercar a Él, le hables en oración, y escuches su voz.
Recuerda, el sacrificio lo hizo Cristo, único y suficiente mediador entre vos y Dios el Padre.
¡No hay Pascuas si tu corazón no resucita juntamente con Cristo!
¡Feliz tiempo de Pascuas!

 

Alex Rowe
Asesor Nacional
Pastoral Scout Cristiano Evangélica
Scouts de Argentina

Valora este artículo
(5 votos)
volver arriba
  • La felicidad no procede de ser rico, ni siquiera del éxito en la propia carrera, ni de concederse uno todos los gustos. Un paso hacia la felicidad es hacerse sano y fuerte cuando niño, para poder ser útil y así gozar de la vida cuando se es un hombre.

    Robert Baden-Powell
    La Felicidad
  • El niño no aprende lo que los mayores dicen, sino lo que ellos hacen.

    Robert Baden-Powell
    El niño
  • La religión es una cosa bien sencilla: primero, amar y servir a Dios, segundo amar y servir al prójimo.

    Robert Baden-Powell
    La religion